¿Qué cortina para la habitación de un niño?– Lenny et Alba

¿Qué cortina para la habitación de un niño?

¿Qué cortina para la habitación de un niño?

A la hora de arreglar la habitación de tu hijo, debes pasar por varias etapas, por nombrar sólo la elección e instalación de los muebles, la selección de los objetos decorativos, sin olvidarnos de la ropa de cama y las cortinas. Hablando de cortinas, no faltan alternativas.

Elemento decorativo innegable en un dormitorio, la cortina tiene un aspecto a la vez funcional y decorativo. Permite por un lado controlar mejor la luz natural y por otro vestir mejor las ventanas y ofrecer un toque de color y estética a la estancia.

¿Estás buscando la cortina ideal para el dormitorio de tu pequeño? Antes de elegir tal o cual modelo, primero fíjate en algunos puntos imprescindibles: el tipo de cortina, la temática de la habitación de tu pequeño, el color y características de la cortina. Te invitamos a descubrir todo esto con más detalle.

¿Qué tipo de cortina instalar en la habitación del niño?

En una habitación destinada a un niño pequeño, al igual que en otras habitaciones, la elección en cuanto a cortinas es muy amplia. Para que tengas una visión general, aquí tienes algunos tipos de cortinas que puedes utilizar para vestir las ventanas de la habitación de tu pequeño. Sepa elegir la cortina adecuada, ya que esto contribuirá en gran medida a mejorar la decoración de la habitación .

Cortinas finas: para aprovechar los rayos del sol cuando hace buen tiempo

Las cortinas finas le permiten bloquear delicadamente los rayos del sol. Por norma general, este tipo de cortinas se suelen utilizar además de una cortina gruesa que bloquee de forma más eficaz los rayos del sol. Gracias a la fina cortina, el niño no se despertará con una luz demasiado intensa por la mañana. Su fino tejido protegerá así los ojos de tu bebé.

Persianas: una buena alternativa para controlar la luz en el dormitorio

Las persianas tienen una cierta ventaja, ya que reducen la luz en la habitación. Dependiendo de su disposición en el dormitorio, pueden oscurecer completamente la habitación o dejar pasar algunos rayos de sol. Existen varios tipos de persianas, incluidos los modelos enrollables y las versiones fenicias.

Cortinas dobles: para filtrar mejor la luz natural

Una cortina doble es una cortina opaca gruesa. Gracias a su tejido ayuda a disimular mejor la luz que llega del exterior. Cuando el bebé duerma la siesta, simplemente extienda la cortina doble para filtrar la luz natural. Además, cuando hace calor, puedes abrir la ventana de la habitación, pero mantén la doble cortina cerrada. Esto permitirá enfriar la temperatura interior de la habitación.

Criterios para seleccionar una cortina para el dormitorio de un niño.

Hay que tener en cuenta varios criterios a la hora de elegir el modelo ideal de cortinas para instalar en el dormitorio de tu angelito. Ten esto en cuenta para hacer la mejor elección.

Cortinas: a elegir según la temática de la decoración de la habitación.

El tema de la pieza es un criterio que no debe descuidarse. Si, por ejemplo, el dormitorio tiene una decoración centrada en las princesas, elige cortinas en lugar de estores. También puedes optar fácilmente por cortinas dobles, según los colores del tema elegido.

Asimismo, si has decidido establecer una temática sobre el mar y las vacaciones, instalarás objetos decorativos sobre esta temática: suspensión en forma de estrella de mar, lámpara de noche de pared exótica , alfombra con los colores del mar... esto que son las cortinas, recurrirás a cortinas pesadas en un tono azul claro. En definitiva, hay muchas ideas. Lo principal es que respetes el tema.

Aislamiento acústico, visual y térmico de la cortina.

Para conciliar el sueño fácilmente, el niño debe estar lo suficientemente abrigado. El ambiente debe ser tranquilo y la habitación bastante oscura. Por todo ello, es importante que las cortinas de la habitación del bebé tengan un excelente rendimiento aislante.

En este contexto, una cortina de terciopelo grueso es una buena opción, ya que su textura pesada no sólo ayudará a oscurecer la habitación, sino que también protegerá al bebé del frío. Una cortina opaca, con una cara de poliéster y acrílico, también puede ser la solución.

El material ideal para la cortina del dormitorio de un bebé

Cuando compras cortinas que piensas instalar en el dormitorio de un niño, tendrás que pensar en el material con el que están hechas. La cortina está disponible en varios materiales, de los cuales aquí te mostramos algunos.

Cortinas opacas y gruesas

Cuando llega la hora de dormir o de la siesta del niño, se recomienda sumergir la habitación en total oscuridad para que pueda conciliar el sueño más rápidamente. Si sus ventanas no tienen contraventanas, con cortinas opacas se puede crear un ambiente oscuro, propicio para conciliar el sueño. Este tipo de cortinas evitarán que la luz del sol entre en la habitación.

En cuanto a las cortinas opacas, puedes elegir entre las que tienen el lado acrílico y las que tienen el lado poliéster. En la lista de materiales para cortinas gruesas tienes ante, sarga y terciopelo. Estos materiales te ayudarán a crear un ambiente acogedor en el dormitorio, especialmente en invierno.

La cortina de terciopelo es sin duda uno de los tipos de cortinas más populares. Reconfortante e imponente, el terciopelo protege tanto del frescor de las noches de invierno como de la luz del verano. Para lograr una armonía perfecta en el dormitorio de los más pequeños, elija cortinas de terciopelo en tonos tónicos y suaves.

Cortinas de algodón: tan prácticas como estéticas

En el dormitorio de un niño, muchos padres confían en las cortinas de algodón especialmente por su practicidad. En primer lugar, el algodón es muy fácil de limpiar. Además, está disponible en varios colores. Dado su asequible precio, podrás hacerte con varias y cambiar las cortinas cuando quieras. Además, cabe destacar que el algodón es ligero.

Cortinas finas y visillos

El dormitorio es un salón en el que el pequeño juega con sus juguetes, lee libros o hace sus deberes. Puede ser aconsejable dejar que la luz del día entre en el dormitorio de vez en cuando.

Gracias a una cortina luminosa se puede crear en la habitación un ambiente acogedor e íntimo. Al mismo tiempo, evitarás que tu pequeño se enfrente al barrio. En esta categoría de cortinas tienes el modelo de organza. Desempeñando un papel puramente decorativo, viste elegantemente las ventanas y aporta un lado elegante a la habitación.

La cortina de lino: el mejor compromiso entre cortinas opacas y transparentes

El lino es un material suave y actualmente muy de moda. Le da más estilo a la habitación del bebé. Aunque no es completamente opaca, esta cortina aún tiene la capacidad de oscurecer ligeramente la habitación. Se puede utilizar en particular para filtrar la luz del día durante las siestas en la temporada de verano. No importa el tono elegido, la cortina de lino aportará un toque natural a la habitación de tu bebé.

Cortina para dormitorio infantil: ¿qué tonalidades elegir?

A la hora de seleccionar cortinas, obviamente hay que pensar en sus colores. A la hora de elegirlos, ten en cuenta principalmente la temática de la habitación y el sexo de tu pequeño.

¿Qué color elegir en el dormitorio de un niño?

Para el dormitorio de tu pequeño lobo, que pretende ser masculino, pero con un estilo infantil y animado, puedes optar por cortinas en un tono vivo, como el naranja, el amarillo o el turquesa. Aclararás estas tonalidades combinándolas con cortinas blancas o muebles en colores neutros.

De lo contrario, puedes adoptar tonos de azul o verde. Esto se adaptará a un tema sobre el bosque, la jungla o la sabana, pero también sobre el océano, los viajes. Temas que les encantan a los niños pequeños.

Los tonos perfectos para el dormitorio de una niña

En la habitación dedicada a una niña, a menudo tendemos a preferir los tonos de rosa. Esto puede resultar eficaz para las cortinas. Sin embargo, para no caer en la trampa del total look, no abuses del color. Úselo con moderación. Por ejemplo, en un dormitorio donde las paredes tienen un tono neutro, con cortinas rosas, la estancia puede tener una nota girly.

Además del rosa, tienes varios colores más. Los tonos pastel son populares hoy en día. Del verde mar al naranja pastel, pasando por el amarillo pollito, las soluciones son numerosas y variadas. Todas estas tonalidades aportarán frescura al dormitorio.

¿Qué tal entonces una habitación mixta?

Si tiene que alojar a sus hijos en un solo dormitorio porque tiene poco espacio en su casa, puede hacer que la habitación sea adecuada tanto para una niña como para un niño pequeño. En primer lugar, puedes recurrir a colores neutros, como el blanco, el crema o el gris.

Si lo desea, puede agregar aún más dinamismo a estas cortinas neutras combinándolas con cortinas de colores más brillantes. Por lo demás, el amarillo, el naranja o el rojo son tonos que se adaptan perfectamente a la decoración de un dormitorio mixto.

Cortinas lisas o estampadas: ¿cuál preferir?

La elección de las cortinas pasa por la selección del material, el color y finalmente los estampados que presentan. Las opciones son numerosas y ya puedes decidir entre una cortina lisa o estampada.

La cortina lisa: una elección acertada

Una cortina lisa a veces es ideal para resaltar la decoración de una habitación. Si el color dominante en la habitación de tu bebé es el claro, opta por cortinas en colores dinámicos, como el verde o el azul. Para refinar la decoración, puedes combinar el color de las cortinas con el de los objetos decorativos de la habitación.

Una cortina temática: ¡por qué no!

Es absolutamente posible hacer una cortina temática. De hecho, encontrará en el mercado cortinas con los personajes de dibujos animados favoritos de su hijo. Si te interesa esta idea, pide la opinión de tu pequeño.

Varios patrones en la cortina.

Para reforzar el tema de la decoración del dormitorio de su hijo, puede armonizar los patrones de las cortinas con el tema. ¿Has establecido un tema floral en la habitación? Así que opta por cortinas florales. ¿El tema se relaciona con el espacio? Serán bienvenidos los patrones con planetas.

Para un ambiente más clásico, puedes optar por diseños de cuadros, rayas o lunares. Por último, para darle más fuerza al dormitorio, no dudes en resaltar los motivos geométricos: cuadrados, triángulos o rombos aportarán originalidad a la habitación.