Crea un baño apto para bebés– Lenny et Alba

Crea un baño apto para bebés

Crea un baño apto para bebés

¿Solo queda un mes para que llegue tu bebé? Ahora es el momento de pensar en decorar tu dormitorio. También debes pensar en ordenar el resto de estancias de tu casa para acomodarla en las mejores condiciones. Este es especialmente el caso del baño. En esta sala será necesario instalar equipos prácticos y seguros. Por tanto, son necesarios algunos cambios.

El baño es una de las estancias más frecuentadas de la casa. Es importante porque allí pasarás mucho tiempo cuidando a tu pequeño. Por tanto, es fundamental que sea tan fiable como funcional. Por ello, será necesario adaptar esta habitación para que el bebé esté cómodo y seguro.

Para ello es imprescindible una disposición adecuada. Desde la instalación de un cambiador hasta la elección de una bañera o ducha, pasando por la instalación de compartimentos de almacenamiento y diversos accesorios, te damos algunos consejos prácticos que te ayudarán a conseguir organizar el baño de la mejor manera para tu bebé.

El cambiador: equipamiento imprescindible para elegir con cuidado

El cambiador es un mueble muy útil para lavar fácilmente a tu bebé. El mejor lugar para instalarlo es el baño. De esta forma podrás bañar a tu hijo con la mayor comodidad, sacarlo de la bañera, luego secarlo y vestirle. Y todo ello, sin necesidad de cambiar de habitación para realizar todo ello.

Si tienes poco espacio en el baño, opta por un cambiador de pared que puedas plegar contra la pared cuando ya no lo uses. De lo contrario, puedes optar por un molinillo plegable. Cuando ya no lo necesites, simplemente dóblalo. Entonces ocupará menos espacio.

Cuando está equipado con ruedas, el cambiador resulta especialmente práctico, ya que puedes trasladarlo a otras estancias de tu casa sin dificultad. El modelo que contiene almacenamiento es igual. También encontrarás cambiadores que incorporan bañera. Aquí te presentamos una excelente alternativa que te permitirá optimizar tu espacio.

En cambio, si tu baño es amplio, puedes optar por una cómoda con cambiador en la parte superior. La cómoda te permitirá guardar la ropa y los productos de tu pequeño. Además, este mueble, gracias a su diseño, podrá integrarse fácilmente en la decoración de tu baño.

Por último, no olvides colocar el cambiador bajo iluminación, para que puedas abrazar a tu bebé lo más cómodamente posible. Una pequeña luz de noche encima de los muebles será suficiente.

¿Qué equipamiento debe incluir el baño para bañar al bebé?

Ahora que el tema del cambiador está solucionado, también debes pensar en bañar a tu pequeño. ¿Es mejor bañarlo en bañera o en ducha? Ya sea que tengas uno u otro, debes saber que sin duda encontrarás una solución que se adapte a la configuración de tu baño y a la temática que hayas establecido en esta estancia.

Si en el baño solo tienes la bañera, hazte con una silla de baño, que resulta práctica para bañar a los recién nacidos. Todo lo que tienes que hacer es fijar la tumbona al fondo de la bañera mediante ventosas. Mantendrá al bebé en posición medio sentado, con la cabeza fuera del agua. Por lo tanto, el angelito no corre ningún riesgo de resbalar. Esto también te permitirá tener ambas manos libres para lavarlo con total tranquilidad. Y debes saber que la tumbona no es voluminosa. No te resultará difícil encontrarle un lugar pequeño en tu baño.

Si su baño está equipado con ducha, puede recurrir a bañeras adicionales destinadas a niños pequeños. Perfectamente acorde con su tamaño, este tipo de bañera tiene una configuración especialmente diseñada para garantizar la máxima seguridad al niño durante el baño.

Cuando se trata de bañeras para bebés, tienes de todo tipo. Algunos modelos están equipados con pies, mientras que otros se apoyan en el suelo. Si no tienes suficiente espacio, opta por modelos inflables y plegables, que podrás guardar en un rincón cuando no los necesites. Lo bueno de estos modelos es que puedes llevártelos contigo si te vas de vacaciones.

Encuentra el lugar adecuado para guardar las pertenencias de tu pequeño

Para garantizar la seguridad de tu hijo en el baño, es fundamental estar siempre cerca de él y vigilarlo constantemente. Y esto, ya sea en el cambiador o en la bañera. Para contribuir a ello, debes tener todo a tu alcance, para evitar tener que ir y venir para coger, por ejemplo, el guante de baño, el jabón, los pañales, las toallitas o la toalla de baño.

Almacenamiento inteligente para la seguridad del bebé

El almacenamiento debe estar cerca. Puedes utilizar los compartimentos de tu cambiador o crear nuevos espacios de almacenamiento en espacios desperdiciados del baño, por ejemplo las paredes. Puedes instalar varios elementos que te permitirán optimizar el almacenamiento sin abarrotar la habitación: estanterías de pared, mueble bajo lavabo, perchas, percheros, armarios de pared, etc.

Siempre con el objetivo de preservar la seguridad de tu pequeño, no dejes a su alcance productos de cuidado y aseo, y menos aún objetos punzantes. Para protegerse de cualquier riesgo, equipe los armarios, cajones y muebles con dispositivos de seguridad, para que el niño no pueda abrir nada. Y almacene los productos peligrosos en lugares altos.

Gestionar adecuadamente los pañales y la ropa sucia de los niños pequeños.

Para simplificar tus tareas de lavandería, que necesariamente serán en mayores cantidades, debes disponer de un cesto de ropa grande, preferiblemente con dos compartimentos. Lo mejor también sería tener una cesta plegable o incorporada a un mueble. Tanto si optas por uno como por otro, estos dos modelos son discretos.

Tener una cesta sólo para el niño te ayudará a evitar que se mezclen sus cosas con las tuyas. De esta forma podrás adaptar su lavado a tu piel sensible y aún vulnerable. Lo ideal es colocar el cesto de la ropa cerca de la lavadora.

Además de la ropa sucia, tampoco debes olvidar el cubo de basura. Incluso necesitarás un contenedor especial para los pañales sucios de tu pequeño. Otro contenedor de basura te permitirá guardar toallitas sucias, bastoncillos de algodón y otros productos desechables que se utilizan para lavar a tu pequeño. El cubo de basura se colocará al lado del cambiador.

Algunos accesorios útiles para tener en el baño adaptado para bebés

Para alojar a tu bebé en un lugar absolutamente adecuado a su desarrollo y comodidad, y para que los padres puedan disfrutar de un ambiente práctico, tendrás que instalar algunos accesorios adicionales. Además de la iluminación, incluido el aplique sobre el cambiador y encima del lavabo, otros elementos no sólo harán que la habitación sea más funcional, sino también más cálida y divertida.

El termómetro de baño: para una temperatura óptima del baño

Para poder bañar a tu bebé a una temperatura óptima, el termómetro de baño será tu mayor aliado. Esto le permitirá asegurarse de que el agua no esté ni demasiado fría ni demasiado caliente. Para ello, compruebe que la temperatura esté entre 36°C y 38°C. Además, para evitar que tu pequeño pase frío después de salir del baño, asegúrate de que la temperatura de la habitación del agua esté entre 22°C y 24°C.

Juguetes de baño: para momentos de distracción

Para un niño, el baño es un momento de higiene fundamental, pero también de diversión y descubrimiento. Por este motivo, añade algunos juguetes y juegos divertidos a esta estancia. Favorece los juegos coloridos para favorecer el despertar del querubín. Además, asegúrese de seleccionar juguetes que puedan sumergirse en agua.

La alfombra antideslizante: para máxima protección y seguridad

La alfombra antideslizante probablemente te resulte útil. Esto evitará que usted y el bebé, una vez que pueda moverse por sí solo, se resbalen en el baño. Este accesorio se coloca en la bañera o en la ducha. Se fija con pequeñas ventosas. La alfombra de baño antideslizante está disponible en diferentes formas y colores. Depende de ti elegir el modelo que mejor combine con la decoración de tu habitación.

La última palabra

Y listo, ya sólo te queda empezar a decorar tu baño y compartir agradables momentos de relax y complicidad con tu pequeño. Por último, aquí tienes los puntos imprescindibles que debes recordar antes de arreglar tu baño, para adaptarlo a las necesidades de tu hijo:

  • Informarte sobre cambiadores o cambiadores consultando el espacio disponible en tu baño;
  • Opte por muebles de almacenamiento prácticos, como un pequeño armario o una cómoda, para guardar pañales, juguetes, artículos de puericultura y artículos de tocador para bebés;
  • Seleccione una silla de baño que se ajuste al tamaño de su hijo.